Las carreras terminaron. Guardo los guantes, mi casco, y me preparo para irme a casa. Ahí es cuando uno se detiene un minuto, mira el kartódromo vacío y escucha los últimos karts sobre la pista, y pensar en la próxima carrera. ¿Dónde corremos? ¿Cómo viajamos? ¿A qué hora salimos? Y es ahí cuando sentís que el corazón ya empieza a latir más fuerte pensando en la próxima carrera.

¿Qué es lo que nos da fuerza para empezar un nuevo campeonato? – Yo el sábado salgo y los domingos me gusta dormir- dicen tus amigos. – Cagarte de frío… yo paso…- – Nunca estas los fin de semana en casa- Dice tu mamá. – Pensá en estudiar, no en esa pavada- – Hasta que no le lastimen feo no vas a parar – vos estas loco, te podes matar ahí….
Y vos por dentro pensas y te reís…

¿Qué saben ellos?

¿Qué saben ellos de la tensión y los nervios que no te dejan dormir un día antes de la carrera? ¿Qué saben ellos de las carreras que corriste enfermo o lesionado? ¿Qué saben ellos en invierno como te duelen las manos y los pies al Correr? ¿Qué saben ellos de lo que se siente cuando haces el 1 en la clasificación y tu equipo te abraza desesperadamente? ¿Qué saben ellos la fuerza y apoyo que te dan tus compañeros para ayudarte a terminar de armar el karting? ¿Qué saben ellos lo profundo que respiras para no quedarte sin aire y poder correr la última vuelta? ¿Qué saben ellos lo que es ganar una final apretada por una décima? ¿Qué saben ellos lo que es un box en silencio y el dolor que se siente en el aire cuando te vas afuera? ¿Qué saben ellos la bronca que se siente no llegar a tiempo para armar el karting? ¿Qué saben ellos lo mucho que entrenas para superarte? ¿Qué saben ellos cuanto te costo juntar la plata para poder armar el karting y poder correr? ¿Qué saben ellos lo que estas pensando mientras estas parado en la grilla de partida y aparece el cartel de 5 antes de largar? ¿Qué saben ellos lo que duelen ir a la chapa e irte afuera y tener que volver a empezar? ¿Qué saben ellos el sacrificio que es buscar patrocinantes para la próxima temporada? ¿Qué saben ellos la emoción que sentís cuando la noche anterior preparas tu ropa, tu casco, botines, para correr? ¿Qué saben ellos lo que es despertarse con el rugir de motores a la mañana temprano? ¿Qué saben ellos lo que se siente cuando te excluyen o sacan el tiempo y respiras profundo y los nervios te invaden? ¿Qué saben ellos lo que es ganar o perder, pero nunca abandonar y volver? ¿Qué saben ellos de pasión? ¿Qué saben ellos lo que es reunirte todas las carreras con las mismas personas de tu equipo, y dar todo en las pistas? ¿Qué saben ellos lo que amamos este deporte? ¿Qué saben ellos sobre el automovilismo? Solo nosotros sentimos y nos apasionamos juntos, nosotros que todo el año con frío, calor, viento, neblina, lluvia, corremos para mejorar, solo nosotros entendemos la piel de gallina que ahora tenemos al leer esto.

De vez en cuando, la gente me dice “No te pongas así, es sólo un karting, eso es mucho tiempo desperdiciado por tan “sólo un karting”. Ellos no entienden la distancia recorrida, el tiempo empleado, o las horas involucradas, o el dinero invertido por “sólo un karting”. Algunos de mis momentos de más orgullo se han realizado con ” sólo un karting”.

Han pasado muchas horas y mi única compañía ha sido “sólo un karting”, algunos de mis momentos más tristes han sido provocados por “sólo el karting”, y en esos días de oscuridad el suave rugir de mi motor me dio comodidad. Y mi razón para superar el día sí, también, creo que es “sólo un karting”. Debido a “sólo un karting” me levanto temprano y me acuesto tarde.

Así que para mí y para la gente como yo, no es “simplemente un karting” es un conjunto de todos los sueños de mi vida, los recuerdos del pasado, y la alegría del momento. Así pues, la próxima vez que escuches decir la frase es “Sólo un karting” sólo sonríe, porque ellos “sólo no entienden”.

By Curva1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *